¡S.O.S.! ¡AYUDA PARA COMPRAR ROPA!

Escaparate de moda con ropa de rebajas

¿COMPRAR ROPA? ¡SI, GRACIAS!

Ir de compras, podría decir que es casi como un verbo en si ¿verdad? Esa actividad que a muchas nos encanta, nos relaja y nos ayuda a romper con el estrés disfrutando de cada minuto. Ir de tiendas, probarte ropa, diferentes estilismos, inspirarte con cada prenda que ves, jugar a probarte ropa que sabes que jamás las llevarás pero te encanta verte en el probador con ella. Lo que para unas puede ser una experiencia positiva y muy placentera para otras muchas personas puede ser la peor de las pesadillas.

¿IR DE COMPRAS? NO, GRACIAS.

A pesar del tópico de que a las mujeres nos encanta el shopping, la realidad es que existe un gran número de mujeres que ya solo pensar que tienen que ir a comprarse ropa les produce un estrés previo porque en una escala de 10, les apetece de cero a nada. Van a las tiendas y no saben ni por dónde empezar, ven la ropa como una montaña que se va apoderando y haciéndose más grande ganándote terreno y tu cada vez te sientes mas pequeña y te anula la capacidad de decidir y no saber ni qué es lo que necesitas.

En muchas ocasiones esto te pude parecer una pérdida de tiempo porque muchas veces vuelves a casa sin haberte comprado nada, agotada, con la moral por el suelo y otras por el contrario llegas llena de prendas y complementos que no te vas a poner en tu vida.

Si eres  de este grupo de personas que ir a comprar ropa se te hace cuesta arriba, te vamos a dar unos pasos para que esta acción se te haga menos dura porque tarde o temprano tendrás que hacerlo ya sea para comprar ropa de temporada, por algún evento o por cambio de talla.

Así que sea por el motivo que sea Asesor de Imagen Online te quiere ayudar a que se te haga menos duro. Queiro darte unos consejos para que esta experiencia de ir de compras se te haga más agradable, te ayude a invertir mejor tu dinero en lo que realmente necesitas y puedas cumplir tus objetivos.

¿Estás lista? Pues ¡vamos allá!

LOS 5 CONSEJOS PARA COMPRAR ROPA

1º CONSEJO – REPASA LA ROPA DE TU ARMARIO

Súper importante este primer paso. Tienes que ser experta en saber qué tienes exactamente en tu armario. Revísalo bien, estudia todas las prendas que tienes y combínalas entre sí para obtener diferentes looks. Así verás qué te hace falta realmente. Aprovecha para deshacerte de lo que sabes perfectamente que no lo llevarás jamás, o prendas que no son de tu talla. No guardes  ropa que no te pones nunca temporada tras temporada porque vas a conseguir que tu armario cada vez crezca más y que de tanta ropa acumulada te sea imposible localizar las prendas y probablemente te generará un estado de estrés cada vez que lo abres.

 

**CONSEJO AIO:

Regla de los dos años: Si no te has puesto una prenda en dos años, deshazte de ella. Se realista, jamás te la vas a volver a poner.

 

2º CONSEJO –  CHECKLIST DE LA ROPA QUE NECESITAS

Ya has realizado la revisión de tu armario y tienes algo más claro toda la ropa que tienes y cómo puedes combinarla. Tras este análisis ya tienes una idea de qué prendas nuevas vas a necesitar.  Te recomiendo que las anotes en una lista, como cuando haces la compra. Así tendrás un guión claro y detallado para no salirte de él. Esta lista será tu guía que te ayudará en las tiendas a no perder tiempo e ir al grano. Ni más ni menos.

 

 3º CONSEJO – PON UN LÍMITE DE PRESUPUESTO

Como en toda adquisición,  sea del sector que sea, siempre es bueno saber cuánto te puedes gastar. Conocer tu límite de dinero te ayudará a no  sobrepasarte si lo llevas claro y no gastarás más de lo que tienes limitado. Este presupuesto te lo puedes fijar para una jornada de compras o para toda una temporada entera en caso de que vayas necesitando más cosas progresivamente. Pero es muy importante que siempre te maques un presupuesto para no pasarte de él y así controlarte mejor.

 

 4º CONSEJO – COMPRA LA ROPA MAS PRIORITARIA

Ahora con tu presupuesto previamente definido lo que tienes que hacer es enumerar las prendas por orden de prioridad según la necesidad que tengas. Calcula más o menos con el presupuesto que tienes cuántas te podrías comprar. Intenta hacer una simulación de con esa prenda que vas a adquirir cuántos estilismo diferentes puedes crear. Intenta ver si tienes ropa similar a la que quieras comprar que te haga el papel y por el momento puedas tirar con ella y así dar paso a en la lista de compra a otra prenda mas necesaria. Estudia si son básicos que puedas utilizar varias temporadas. Éste tipo de planteamientos te ayudarán a definir qué ropa es la que realmente tienes que comprar.

 

5º CONSEJO – LLEGA EL MOMENTO, ¡A COMPRAR!

Por fin ha llegado ese momento que tanto detestas, ir de compras,  pero desde Asesor de Imagen Online te quiero ayudar para que no se te haga tan cuesta arriba.

No te olvides tu lista para llevar tu guión. Acuérdate de ir controlando tu presupuesto  en todo momento.  A veces es complicado porque muchas veces vemos prendas que nos gustan mucho pero que cuestan más de lo que nos esperábamos. Entonces es cuando viene el dilema.

 

**CONSEJO AIO:

A veces merece la pena invertir más dinero en básicos que te pueden  durar muchas temporadas porque son de mejor calidad como pueden ser por ejemplo abrigos, trajes de chaqueta o calzado. 

 

Nuestro consejo es que si esa prenda es un básico que las vas a poder llevar temporada tras temporada, ¡adelante!, no tengas miedo y cómprala. Es una buena inversión porque te va a solucionar muchos estilismos. Pero en cambio si es una prenda de tendencia, que probablemente la temporada siguiente ni te la pongas, entonces déjala de inmediato y piensa que por el precio de esa prenda carísima capricho total te puedes comprar 3 de tu lista. Se entiende ¿verdad?

 

**CONSEJO AIO:

Nunca compres por impulso. Reflexiona bien si realmente te hace falta. Haz ese ejercicio en la tienda.  Y más aún si no es tu talla. Se realista, por mucho que digas que vas a adelgazar y que te entrará mejor, no te lo vas a poner. Y si es más grande que tu talla, piensa si realmente merece la pena gastar dinero en arreglar una prenda nueva.

 

Si vas de compras, hazlo cuando estés más fresco. No esperes a ir tras una jornada laboral intensa o el fin de semana en hora punta. Los medios días son perfectos, todo está más tranquilo y parece que la tienda está solo para ti. Te evita colas y agobio en los vestuarios y tendrás una mejor atención. Además vete con el estómago lleno y un buen café que te ayudará a estar despejada.

Otro tema importantísimo es la indumentaria que elijas para ir de compras. Vete cómoda, con ropa que te la puedas quitar y poner fácilmente y que no te agobie.  Si puedes, evita llevar muchos bultos más allá del bolso.

Y por último en este punto hablamos de la compañía. ¿Llevamos a alguien con nosotros, sí o no?. Eso depende de ti. Muchas mujeres prefieren ir solas sin nadie que interfiera en sus elecciones. En cambio otras, quizá mas indecisas, necesitan a una consejera a su lado que le ayude a decidir qué comprar o no. Eso como decimos depende de ti. Tu elijes si quieres compañía o no.

 

REBAJAS SI, PERO CON CRITERIO

Si por norma general no te gusta ir a comprar ropa entonces las rebajas las aborrecerás. Tiendas abarrotadas de gente, colas eternas en los probadores con un calor sofocante, filas interminables para pagar, ropa tirada por el suelo y puesta en los mostradores como si fuera de mercadillo… Quizá parezca que exagero pero esto suele pasar muy a menudo en muchos de las tiendas de ropa que visitamos en época de rebajas. ¿te suena verdad? Seguro que en más de una ocasión has vivido esta experiencia que por otro lado si no fuese así no parecería que son rebajas.

Pero no te preocupes, aunque sean rebajas, sigue los mismos consejos que te hemos dado, compra solo lo necesario y verás cómo se te hace más fácil. Invierte en prendas de calidad, te ayudarán a ahorrar en vez de gastarte más dinero en prendas que puedes comprar por impulso y seguramente luego ni te pondrás.

 

**CONSEJO AIO:

Las rebajas es buena ocasión para comprar prendas de mayor calidad que de normal cuestan más dinero pero al ser rebajas fácilmente las encontrarás entre un 50% y un 70%,. Aprovecha las rebajas para comprar ropa de calidad.

 

EN QUÉ TIENDAS COMPRAR ROPA

La pregunta del millón que siempre solemos recibir muchas asesoras de imagen. Y a verdad que no tiene una única respuesta ya que esto depende de muchos factores: estilo de cada persona, edad, tipo de cuerpo, poder adquisitivo.

Desde que existe la democratización de la moda todas tenemos a nuestro alcance las mismas cadenas de moda con gran variedad de precios en las que fácilmente podemos encontrar lo que buscamos.  No nos vamos a meter en detalle de nombrar  tiendas porque eso lo haremos en otro artículo en el que os hablaremos de las mejores tiendas para comprar y os informaremos de qué podéis encontrar en cada una de ellas a modo de guía.

Aunque sí que es verdad que todas tenemos nuestras favoritas os recomiendo que de vez en cuando os salgáis de la ruta que hacéis habitualmente e investiguéis en nuevas tiendas. Seguro que descubrís cantidad de ropa nueva de diferente estilo que os puede encajar. Apostad también por pequeño comercio, boutiques de tu ciudad, tiendas de jóvenes diseñadores. Una moda que seguro que no veis tan repetida por la calle y que os puede dar un punto de estilo más personal a vuestro look.

 

**CONSEJO AIO:

Conserva los tickets de compra varios días por si no has acertado con alguna de las prendas compradas.

 

¿Y DESPUÉS DE COMPAR ROPA QUE?

Ya has superado tu día de compras. ¡Enhorabuena! Seguro que no ha sido tan duro. Una vez que llegas a casa con todo es un buen momento para volverte a probar todo lo que te has comprado. Tranquila en tu casa, sin agobios y sin prisas.  Saca tu lista y mira si se han cumplido tus objetivos de compra. Repasa para qué querías cada prenda y ahora mas tranquila mira a ver si se cumplen las expectativas. Esperemos que si y que a la primera hayas acertado con todo.

Si no es así tranquila, ¡tiene solución! Como tienes todos los tickets guardados, generalmente suele ser entre 15 días o 1 mes para poder cambiar la prenda, puedes volver a la tienda, y reemplazar la ropa que quieres cambiar por otra de otra talla, color, estilo o lo que necesites en ese momento.

 

Después de todos estos consejos, seguro que el hecho de ir de compras se te haga más agradable y menos estresante. Seguro que haciendo las cosas con cabeza te resulta mas fácil. ¡Muchas suerte en tu próxima jornada de compras!